optimizar-web-incrementar-conversiones

Cómo optimizar una web para incrementar las conversiones

Optimizar una web consiste en mejorar los procesos para mejorar la experiencia de los usuarios e incrementar las conversiones.  No se trata simplemente de cambiar el color de los botones, modificar el tamaño de las imágenes y otro tipo de acciones aisladas sin un criterio lógico, basándose en opiniones propias o consejos de otros. Lo que funciona en una web puede no funcionar en otra. La analítica digital nos dirá que funciona y qué no para incrementar las conversiones.

Por qué es importante optimizar un web

No basta con hacer campañas PPC, ni e-mail marketing. Necesitamos ganar dinero y no perderlo con las campañas. Hay que mejorar el ratio de conversión para ganar más dinero y optimizar las campañas de atracción para que éstas estén mejor situadas. La parte de incrementar las conversiones es lo más difícil de todo, por eso hay que dedicarle más atención.

Vamos a analizar las partes de la metodología que se puede seguir para tratar de mejorar los ratio de conversión de tu sitio web.

Pasos incrementar las conversiones

  1. Investiga.
  2. Haz una lista de problemas y construye hipótesis:
  • Conoce bien los objetivos de la empresa. Especialmente si eres una agencia o freelance.
  • Conoce a tus clientes y qué buscan en tu sitio web. Necesitas conocer bien a tus usuarios y clientes potenciales. Diseña la web conforme a sus necesidades. Utiliza una herramienta analítica, haz encuestas online, averigua qué partes están fallando. Recuerda que los usuarios de tu web tendrán diferentes intereses.
  • Conoce bien todas las partes de tu web. Comprueba tú mismo cómo funciona el proceso de compra haciendo una adquisición en tu propia página. Luego, investiga los datos con una herramienta de medición para conocer de dónde proceden los usuarios, demografía, embudos, tasas de conversión. Algunas herramientas útiles son Survey Monkey o Clicktale.

Se trata de testear qué elementos están fallando y clasificarlos. Por ejemplo, se pueden clasificar de esta forma:

– Problemas funcionales:

– Problemas de accesibilidad

– Problemas de usabilidad

Luego construye hipótesis y haz propuestas de solución para mejorar las conversiones. Una herramienta que te será muy útil para conocer estos datos será Google Analytics.

  1. Haz un test A/B:

Crea un test A/B, habla con el departamento de IP y empieza a experimentar en los campos que quieres testear. Tiene que ser algo que se pueda implementar y técnicamente viable. Pon a prueba las hipótesis planteando los cambios que habías ideado. Puedes utilizar herramientas como Virtual Website, Optimizely, Optimizer, etc.

  1. Analiza los resultados.

Se trata de medir qué hipótesis han funcionado y cuáles no. Si la hipótesis ha ido bien, entonces es el momento de hacer cambios en la página web. Si la hipótesis no era correcta, puedes sacar conclusiones. Ten en cuenta que hace falta escoger una muestra estadísticamente significativa para que sea válida. Con la misma herramienta que hayas hecho el test podrás medir los resultados.

  1. Sigue revisando tu web

Que hayas logrado incrementar las conversiones en tu web gracias a que has podido probar tus hipótesis, ¡no significa que no haya alternativas mejores! Sigue preguntándote qué otras opciones se pueden probar para que funcione todavía mejor. El trabajo de optimización de no termina nunca, siempre hay pequeños detalles que se pueden corregir. ¿Has empezado ya a trabajar en la optimización de tu sitio web?