Los errores más comunes de las empresas en internet

Las redes sociales ofrecen a las empresas nuevos canales para darse a conocer y tener un contacto directo con sus clientes. Eso sí, deben gestionarse correctamente para que cumplan su objetivo.

Aunque ya hace tiempo que el mundo empresarial se ha digitalizado, todavía se cometen bastantes errores. A continuación, te detallamos los 10 errores  más comunes para que puedas evitarlos:

  1. Estar online con ideas offline. Twitter, Facebook, Linkedin y el resto de redes sociales son diferentes a otros medios como la televisión o la prensa escrita. Tienen características y lenguajes diferentes. Por ello, es esencial conocer la naturaleza y las características propias de los social media para utilizarlos correctamente.
  2. No tener objetivos claros. No se puede estar en las redes sociales simplemente porque “hay que hacerlo”. Hay que tener claro qué queremos conseguir para poder elaborar una estrategia. Sólo así podremos conseguir nuestros objetivos.
  3. No diseñar una estrategia. Una vez establecidos los objetivos, hay que trazar una estrategia, que guie nuestra presencia online. Nos dará pautas sobre cómo interaccionar con nuestros seguidores, cada cuánto tiempo es necesario postear, qué tipo de contenidos, …
  4. Webs mal definidas. Lo primero que tiene que tener una empresa con presencia en Internet es una buena web. Y no abundan. Hay muchas páginas difíciles de entender, de navegación complicada o que, sencillamente, no dejan claro a qué se dedica ni que ofrece la empresa. Por ello, es primordial construir una web que refleje quiénes somos, qué hacemos, cómo contactarnos.  En el caso de tiendas online, será básico simplificar al máximo el proceso de compra o perdermos ventas.
  5. Perfiles mal construidos. Perfiles de Twitter sin biografía, logotipos imposibles de distinguir en el muro de Facebook, empresas que actúan como si fueran usuarios particulares en Linkedin, … Con perfiles incorrectos no podemos esperar captar muchos seguidores.
  6. No contestar. Entrar en las redes sociales supone estar dispuesto a interaccionar. Twitter, Facebook y las demás no sirven sólo para subir información, sino también para responder a quien pregunta. Y eso incluye a los usuarios que nos envíen información a través del formulario de contacto. Hay que contestar y, si es posible, rápido.
  7. No actualizar los perfiles sociales. Tan importante como los contenidos es la frecuencia con la que publicamos este contenido. Hay que postear con regularidad, pero sin saturar a los usuarios. Entre no publicar nada y publicar demasiado, hay que encontrar el equilibrio que permita captar la atención de los clientes pero sin cansarles.
  8. No ocupar espacios. Hay quien no se atreve a abrir un perfil en Facebook o Twitter por miedo a no tener tiempo para gestionarlo. Es cierto que los perfiles tienen que actualizarse, pero también es verdad que, a veces, es útil reservar algunos espacios por precaución. Por ejemplo, que el nombre que mejor le va en Twitter a nuestra empresa esté libre ahora, no quiere decir que lo esté más adelante. Por eso, es buena idea abrir el perfil, informar que está en construcción y así tenerlo disponible para cuando lo necesitemos.
  9. No medir ni monitorear. Si no hacemos un seguimiento de nuestra actuación online, no sabremos si nuestra estrategia funciona. Medir y monitorear nos permite conocer a nuestra audiencia y saber cómo está respondiendo a nuestras campañas de marketing.  En este apartado, también puede incluirse algo tan sencillo -aunque hacerlo bien puede ser más complicado- como el egosurfing, que puede proporcionarnos información muy interesante. Busca el nombre de tu empresa en Google, mira en qué webs aparece, qué comentarios suscita, si hay críticas, … Después, haz lo mismo con la competencia y compara los resultados.
  10. No invertir. Estar en Internet es gratis, sin embargo gestionar la reputación online requiere de una inversión en tiempo y dinero.  A veces conviene externalizar algunos servicios para poder centrarnos en nuestros objetivos empresariales y dejar el entorno online en manos de profesionales con experiencia y reciclaje continuo de conocimientos.

Si precisas de un partner o agencia en marketing online que te ayude en el diseño e implementacion de tu social media plan, no dudes en contactarnos. Clickam, tu agencia social media en Barcelona.